El chocolate tiene muchos beneficios por excelencia, tiene efectos que producen la estimulación agitada o alegre del sistema nervioso, así como el café, el cacao te mantiene despierto, te ayudará a estar siempre alerta, pero ten cuidado, por esta misma razón si eres padre o madre, abstente de darle frecuentemente chocolate a tus hijos, aunque los pondría muy alegres, el exceso de este, puede llegar a ser dañino para su sistema nervioso en desarrollo, sin embargo no hay nada más rico que una buena torta de chocolate.

PASOS PARA PREPARAR UNA TORTA DE CHOCOLATE

Este dulce es una muy buena posibilidad de subirle el ánimo a tus seres queridos, a ese compañero que nos en centra tan bien que digamos, este efecto lo acusa los componentes de laserotonia y feniletilanina, dando la sensación de mejoría en su estado de ánimo, probar la torta de chocolate o trozos de chocolate implica sentirse bien tanto psicológicamente como por los diversos beneficios que te traerá tener el chocolate en tu vida diaria.






Los tipos de cacao más populares son el de leche o el cacao puro, es un clásico que nadie sepa los numerosos benéficos que puede tener el chocolate, por ejemple, el cacao posee propiedades antioxidantes, con consejo muy útil: esta propiedad se aprovecha mucho más cuando el chocolate no posee leche, es preferible que se sea cien por ciento cacao amargo, siendo este más concentrado.

Los flavoides es un antioxidante del cacao, su trabajo es proteger las células no tengas posibles daños de radicales libre, esta sustancia está presente en el ambiente a través del humo del cigarrillo, la contaminación en general, su trabajo es protegerte, cacao puro impide que se oxide el colesterol, evitando el tapado de arterias, propenso a enfermedades cardiacas, un factor muy importante es que retrasa el envejecimiento.

Por esto y muchas cosas más la torta de chocolate es una de mis favoritas, por lo general cuando decido hacer un dulce, rápidamente se viene a mi mente esta deliciosa receta para los pasos para preparar una torta de chocolate. Este será, te lo aseguro, el pastel favorito de los niños de la casa.

ESTOS SON LOS INGREDIENTES QUE NECESITARAS

-1 1/2 Tacitas de harina.

-1/3 Taza de cacao en polvo.

-1/4 Taza de azúcar.

-260 gr. de mantequilla.

-280 gr. de chocolate negro en trozos.

-1 Cucharadita de esencia de vainilla.

-5 Huevos.

-1/4 Cucharaditas de café instantáneo.

MODO DE PREPARACIÓN

Comience batiendo en un recipiente grande, la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa y dulce, recuerda seguir al pie de la letra las cantidades ya dadas antes, si así lo deseas puedes agregarle más de chocolate, incluso le podrías añadir chispas.

Separe las yemas de las claras de los huevos, hazlo en un bowl aparte, pues si el huevo está dañado o se te parte, no arruinarás la mezcla que ya has preparado, no te apresures, tomate tu tiempo, no tienes que correr, este paso es muy delicado, ten cuidado de que no se te pase una concha del cascaron. Paso seguido, añade las yemas a la mantequilla batida.

Pon a velocidad media tu máquina, añade la harina poco a poco, hazlo de manera circular, no te preocupes si haces todo un desastre, tendrás tiempo de limpiar luego, cuando ya veas que la harina se ha incorporado con excelencia, añade el cacao, una mitad primero y luego la otra, te quedará una mezcla marrón oscura, a este punto ya sentirás el olor en potencia del fuerte cacao, delicioso ¿verdad?

En un recipiente resistente al calor, derrita en baño María el chocolate, con una paleta de cocina, muévelo de manera envolvente, hazlo continuamente de lo contrario se pasará de cocción, una vez derretido completamente sin ningún grumo, añádelo a la mezcla.  Recuerda disolver también el café con un poco de agua a temperatura ambiente y añádela a la fabulosa mezcla hecha con todo el amor.

Por último, levante las claras a punto de nieve y mézclelas suavemente con una espátula, abstente de moverla más de lo necesario pues harás que las claras se pasmen, júntalo con la mezcla anterior. ¡Vierta en un molde previamente engrasado y enharinado, lleve al horno a 350ºC! este paso te recomiendo que lo hagas antes de comenzar la mezcla, para que no tengas que esperar a que el horno este a su temperatura ideal.

Lo siguiente que debes hacer, es introducir un palillo o cuchillo, si este sale totalmente limpio, eso quiere decir que la torta está en su punto de cocción, luego retire del horno y desmóldalo, deja reposar el postre una media hora aproximadamente.

Derrite en baño María  cinto cincuenta gramos de mantequilla y los doscientos ochenta gramos de chocolate en trozos, recuerda que a este paso le puede adicionar la cantidad de chocolate que desees, a mi gusto personal yo le agregaría después de cocinado unos buenos trozos de cacao puro o chispas de chocolate.  Vierte la mezcla sobre la torta y deja enfriar.

Déjala reposar lo suficiente, en un espacio libre de insectos para que no se peguen y arruine todo muestre prostre, es mucho mejor si consideras taparlo con algo un poco más amplio que la torta, adicional a esto decóralo como mejor te parezca, pero ten presente siempre, que todo lo debes realizar con amor y pasión para obtener el resultado esperado.

Nota: recuerda seguir los pasos al pie de la letra, si eres principiante se te hará mucho más sencillo si prestas atención a los pasos para preparar una torta de chocolate, de igual forma el arte culinario esta innato en cada uno de nosotros, te toca a ti descubrir dónde está escondido, detecta tus fortalezas y debilidades, luego de esto mejóralas. Listo, haz terminado.

¿SABIAS QUÉ?

Sólo oler el chocolate estimula el cerebro, produciendo relajación en nuestros cuerpos, ¿sabías que técnicamente el chocolate claro o algunas veces llamado chocolate blanco no excite? En realidad este chocolate solo tiene manteca de cacao, este chocolate es a base de un preparado con leche condensada y azúcar, este producto no incluye la pasta del cacao, con esto llegamos a la conclusión que el chocolate blanco realmente no es un chocolate, sin embargo es uno de los chocolates más cotizados en el mercado culinario.

A nivel cardiaco el chocolate oscuro tiene muchos beneficios, comprobado científicamente, comer más de un trozo ala día de cacao puro reduce el riesgo de fuertes enfermedades relacionadas directamente con el corazón.

Por muchos años se ha corrido el vulgar y falso chisme de que el chocolate tiene mucho que ver con el acné, esto es falso, no tiene nada que ver, el acné son irregularidades con las hormonas, no existe ningún tipo de pruebas que justifique que el acné tenga que ver que el majestuoso chocolate. Contario a esto, está comprobado que el cacao tiene efectos antibacterial en la boca, protegiendo los dientes contra las caries, quien lo diría ¿verdad? En cualquier presentación, el chocolate es la propia gloria.